Destinan más dinero que otras familias a pagar el financiamiento para la compra de una vivienda.
La prioridad de estas familias se evidencia en un mayor porcentaje de gastos asociados al ahorro a viajes y a actividades de esparcimiento. En comparación con las familias que tienen hijos, destinan 8 veces menos dinero a la educación y 2 veces más a pagar viajes o paquetes turísticos.
Para algunas de estas parejas, sobre todo las más jóvenes pagar renta es algo provisional puesto que se encuentran en proceso de adquirir una vivienda propia.
Marisela Rodríguez
Marissa Hernández, Solution Program Manager.
La fotografía es de nuestra colección , fue tomada por Danaé Kotsiras